Proyectos de algunos pacientes


Las desviaciones moderadas, por trauma o genética, que generan problemas respiratorios de la nariz, pueden mejorarse muchísimo con cirugía. Hay que tener claro que todos los seres humanos tenemos pequeñas asimetrías en nuestra cara y es imposible lograr resultados perfectos, pero es posible mejorar lo suficiente el aspecto de la nariz para que esas asimetrías sean imperceptibles. En la misma cirugía se corrigen problemas funcionales y se mejoran ciertos aspectos estéticos de la nariz. Sin tapones, con moderada inflamación y muy escasos moretones. Aún con inflamación, tan sólo unos pocos días después de la cirugía, éstas fotos de nuestro paciente, muestran esos cambios sutiles pero significativos.


Todo en la vida es un proceso. La rinoplastia es igual. Hay que iniciar con conocer el trabajo del cirujano, asistir a consulta y ver de primera mano que se puede lograr y ajustar las expectativas con el cirujano. Después viene la cirugía que dura unas 2-3horas y más adelante toda la recuperación que a veces puede ser hasta de más de 1 año. En todo ese proceso tratamos de acompañar a los pacientes y ayudarlos a adaptarse al cambio siempre entendiendo que todos somos diferentes, que todas las narices, por más parecidas que puedan verse, tienen características propias y que el cambio es individual, único y para mejorar algunas características pero nunca perfecto.


Una nariz masculina requiere una técnica enfocada a unos resultados que vayan de acuerdo a las características de la cara del paciente. Siempre es mejor dejar las narices más naturales, con ángulos de la punta menos exagerados y no mutilar las narices. No es necesario buscar narices muy pequeñas. Lo que requiere una nariz masculina simplemente son unas líneas fáciles de seguir con ángulos un poco más definidos. Adaptar las técnicas a cada paciente es difícil pero una vez se logra, los resultados son muy agradables.


¿Qué tanto puede cambiar la nariz en una persona de piel gruesa? Es una pregunta frecuente de nuestros pacientes. Las narices con éste tipo de pieles pueden mejorar mucho. Normalmente requieren un poco más de trabajo y suelen inflamarse un poco más, pero es posible lograr un excelente resultado siempre y cuando las expectativas sean realistas, recordando que la idea no es crear una nariz perfecta sino lograr un cambio armonioso en el rostro de cada paciente.


Todos debemos aprender a organizar nuestros proyectos teniendo en cuenta la incertidumbre. Casi nada en ésta vida es seguro. Plantearse objetivos y tener las mejores condiciones para lograrlos no implica que los vamos a cumplir. Cuando se trata de cirugía de nariz, hay que hacer una precisión; los objetivos o expectativas pueden alcanzarse, incluso mejorarse o pueden acercarse a lo planteado inicialmente aunque no se logren completamente. Así que, no todas las narices van a quedar perfectas o exactamente iguales a los diseños que hacemos en consulta pero podemos acercarnos mucho a los resultados. Tener una expectativa realista, es lo que más ayuda en el proceso de adaptación y aceptación del resultado final. En las fotos, un resultado muy bonito en una nariz con unas condiciones iniciales muy difíciles, en una cara bellísima. Un reto. Con unas expectativas iniciales muy similares, logramos cumplir el objetivo con mucho amor y dedicación en el quirófano y durante el postoperatorio.


Tantas sonrisas y buena energía vienen con la mayoría de mis pacientes que me declaro un afortunado. Pacientes bonitas, con alma bonita y resultados naturales.

En la foto la paciente lleva 7 meses después de la cirugía.


Las desviaciones moderadas, por trauma o genética, que generan problemas respiratorios de la nariz, pueden mejorarse muchísimo con cirugía. Hay que tener claro que todos los seres humanos tenemos pequeñas asimetrías en nuestra cara y es imposible lograr resultados perfectos, pero es posible mejorar lo suficiente el aspecto de la nariz para que esas asimetrías sean imperceptibles. En la misma cirugía se corrigen problemas funcionales y se mejoran ciertos aspectos estéticos de la nariz. Sin tapones, con moderada inflamación y muy escasos moretones. Aún con inflamación, tan sólo unos pocos días después de la cirugía, éstas fotos de nuestro paciente, muestran esos cambios sutiles pero significativos.


Todo en la vida es un proceso. La rinoplastia es igual. Hay que iniciar con conocer el trabajo del cirujano, asistir a consulta y ver de primera mano que se puede lograr y ajustar las expectativas con el cirujano. Después viene la cirugía que dura unas 2-3horas y más adelante toda la recuperación que a veces puede ser hasta de más de 1 año. En todo ese proceso tratamos de acompañar a los pacientes y ayudarlos a adaptarse al cambio siempre entendiendo que todos somos diferentes, que todas las narices, por más parecidas que puedan verse, tienen características propias y que el cambio es individual, único y para mejorar algunas características pero nunca perfecto.


Una nariz masculina requiere una técnica enfocada a unos resultados que vayan de acuerdo a las características de la cara del paciente. Siempre es mejor dejar las narices más naturales, con ángulos de la punta menos exagerados y no mutilar las narices. No es necesario buscar narices muy pequeñas. Lo que requiere una nariz masculina simplemente son unas líneas fáciles de seguir con ángulos un poco más definidos. Adaptar las técnicas a cada paciente es difícil pero una vez se logra, los resultados son muy agradables.


¿Qué tanto puede cambiar la nariz en una persona de piel gruesa? Es una pregunta frecuente de nuestros pacientes. Las narices con éste tipo de pieles pueden mejorar mucho. Normalmente requieren un poco más de trabajo y suelen inflamarse un poco más, pero es posible lograr un excelente resultado siempre y cuando las expectativas sean realistas, recordando que la idea no es crear una nariz perfecta sino lograr un cambio armonioso en el rostro de cada paciente.


Todos debemos aprender a organizar nuestros proyectos teniendo en cuenta la incertidumbre. Casi nada en ésta vida es seguro. Plantearse objetivos y tener las mejores condiciones para lograrlos no implica que los vamos a cumplir. Cuando se trata de cirugía de nariz, hay que hacer una precisión; los objetivos o expectativas pueden alcanzarse, incluso mejorarse o pueden acercarse a lo planteado inicialmente aunque no se logren completamente. Así que, no todas las narices van a quedar perfectas o exactamente iguales a los diseños que hacemos en consulta pero podemos acercarnos mucho a los resultados. Tener una expectativa realista, es lo que más ayuda en el proceso de adaptación y aceptación del resultado final. En las fotos, un resultado muy bonito en una nariz con unas condiciones iniciales muy difíciles, en una cara bellísima. Un reto. Con unas expectativas iniciales muy similares, logramos cumplir el objetivo con mucho amor y dedicación en el quirófano y durante el postoperatorio.


Tantas sonrisas y buena energía vienen con la mayoría de mis pacientes que me declaro un afortunado. Pacientes bonitas, con alma bonita y resultados naturales.

En la foto la paciente lleva 7 meses después de la cirugía.

¿Quieres ver más proyectos?

Elige tu plataforma preferida y explora todos los proyectos que he compartido, un abrazo!

Scroll to Top
Open chat
1
Agenda tu cita aquí
Scan the code
👋 Hola, estas a punto de entrar al WhatsApp del Dr. Federico Espinosa

Ten en cuenta lo siguiente

Cita Virtual: Si no te encuentras en la ciudad de Cali la cita virtual es para ti. En esta cita podremos resolver tus dudas para así poder continuar con tu asesoría.

Cita Presencial: Aquí analizaremos tu caso, tus objetivos y determinaremos todos los detalles de cómo y cuándo se llevará a cabo tu procedimiento.

¡Bienvenidos!